Balas para Todos

jueves, 5 de junio de 2014

Día mundial del Medio Ambiente. Un día para reflexionar

Todos los años, desde hace demasiados ya, los medios especializados y algunos otros también, escribimos unas palabras referidas al Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra cada 5 de junio. Por ahora no hay mucho para festejar, sino más bien para reflexionar en un día que nos recuerda lo mal que hemos hecho y seguimos haciendo muchas cosas en materia ambiental.



En general el crecimiento de laconciencia sobre temas ambientales es innegable. Hace no mas de 20 años hubiera sido difícil imaginar un día delmedio ambientecon la participación de millones de personas, realizando marchas y todo tipo de eventos en las principales ciudades de los cinco continentes. Sin embargo, entre todos lo conseguimos.

El 5 de junio sigue siendo lamentablemente un día que nos recuerda todo lo malo del ser Humano. Es un día para estar enojados con los que están destruyendo nuestra casa sólo por dinero, por mejorar su calidad de vida que desde hace mucho es inmejorable, o sólo por acumular mayores ganancias. Por ahora el 5 de junio no es el Día de festejo por el Medio Ambiente. Pero seguiremos esforzándonos para que lo sea.
Porque si hay mucho más dinero y recursos disponibles para salvaguardar a las entidades financieras o a las grandes empresas, que para detener la pérdida de biodiversidad monstruosamente acelerada que estamos viviendo, si las caprichosas fluctuaciones de las bolsas de valores son más importantes que la desaparición de las nieves eternas, los glaciares y hasta del hielo de los polos, donde se acumula el 98% de las reservas de agua dulce de nuestro planeta, en algo estamos fallando.

El Ser Humano lleva cientos de miles de años tratando de inventar herramientas y todo tipo de cosas que le hagan más cómoda la vida. Pero en algún punto, esa búsqueda incesante de comodidad, comenzó a chocar contra los límites de la naturaleza, contra la insustentabilidad.

Al principio de los tiempos del Hombre, no era necesario tener en cuenta el costo ambiental de sus actividades, ya que este era ínfimo y al fin y al cabo se trataba de supervivencia. Mas tarde, cuando el costo ambiental fue siendo más y más significativo, se decidió ignorarlo porque eran pocos los que lo sabían, porque era más importante el progreso y porque progresó la avaricia.

Y ahora, cuando ya somos muchos los que tenemos conciencia de lo que está pasando con nuestro planeta y que somos nosotros mismos los que lo estamos causando, parece que la consigna que se intenta imponer es que no vale la pena hacer nada, porque ya es demasiado tarde.

Los habitat naturales de la mayor parte del mundo siguen deteriorándose a una velocidad alarmante, tanto en extensión como en integridad. Se están degradando bosques, ríos, montañas, mares y prácticamente todos los ecosistemas. Y en los sistemas agrícolas, los monocultivos continúan disminuyendo la diversidad biológica.

La actividad humana constituye el mayor factor de peligro para el medio ambiente. Las principales causas, el cambio del hábitat, la sobreexplotación, la contaminación, la introducción de especies exóticas y el cambio climático se mantienen constantes o incluso se están intensificando y todas son de origen antropogénico. La huella ecológica de la humanidad ha superado desde hace muchos años la capacidad biológica de la Tierra de absorberla.

El propósito del Día Mundial del Medio Ambiente es enfocar la atención mundial hacia la importancia del ambiente y estimular acciones políticas acordes. El evento intenta demostrar que somos muchas las personas que hemos adquiridos una conciencia ambiental. Y extender esa conciencia a cada uno de los habitantes del planeta. Es un día más para participar activamente por nuestros derechos y los de la naturaleza. Es un día importante para demostrar que preservar el ambiente debe ser una prioridad política, económica y de todos los ámbitos de nuestra sociedad.

Ricardo Natalichio

0 comentarios:

Publicar un comentario