Balas para Todos

viernes, 27 de diciembre de 2013

Denuncian a Barrick Gold por falsificar datos de Pascua Lama

Greenpeace denunció esta semana a Barrick Gold por presentar datos falsos a las autoridades ambientales en relación al proyecto minero binacional Pascua Lama en Chile y Argentina.

El 23 de diciembre de 2013, la organización ambientalista informó que entregó a la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) de Santiago de Chile, antecedentes y pruebas que confirman una manipulación de datos, con “alteración de fechas, ocultamiento de información relevante y descargas ilegales sobre el Río Estrecho”, para evitar la revocación de sus permisos ambientales. Ante estos hechos Greenpeace pidió revocar esos permisos.

“La denuncia acusa a la empresa titular del proyecto binacional de aportar datos falsos a las autoridades ambientales chilenas, con los cuales se decidió multar a la empresa. Esta decisión no revocó los permisos ambientales a Pascua Lama”, dijo Samuel Leiva, director de Campañas que realiza la ONG en Chile, y agregó que esta decisión de la Superintendencia “fue criticada por las comunidades afectadas y Greenpeace como insuficiente y condescendiente con la empresa”.

Según Greenpeace, Barrick dijo el 18 de enero pasado a la SMA, que un alud dañó uno de sus sistemas de manejos de agua, lo que afectó gravemente a una zona de vegas provocando un daño ambiental irreparable.

“El evento descrito por Barrick en la auto denuncia, habría ocurrido supuestamente el 10 de enero de este año, pero según los antecedentes que presentó Greenpeace en la denuncia se entregan antecedentes que señalan que el alud ocurrió el 16 del mismo mes. Así durante los días 9, 10 y 11 de enero Pascua Lama estuvo liberando aguas sin tratar al Rio Estrecho y el alud fue la excusa perfecta para ocultar las gravísimas violaciones a la normativa ambiental”.

En tanto la Dirección General de Aguas (DGA), quienes tienen un convenio con la empresa minera para el monitoreo de los ríos de la zona de manera remota, argumentaron a Greenpeace que durante esos días hubo “ajustes técnicos” de sus equipos, por lo tanto no se pudo monitorear el caudal del río. Sin embargo, la fiscalización por la SMA arrojó que antes y después de las descargas al río estrecho, los parámetros no cumplían con la normativa vigente, agregó la ONG.

Leiva sostuvo que el fallo, con una consecuente multa, se realizó sobre antecedentes falsos e incompletos y agregó que “ante esta información la Superintendencia debe rectificar su actuar anterior y proceder con el máximo rigor de la ley retirando los permisos ambientales a Barrick.

Comunidades del Valle del Huasco demandaron en estos días a la minera canadiense en los Tribunales Ambientales.

“Paralelamente a la denuncia que estamos presentando en la superintendencia de Medio Ambiente, también le entregamos esta información a los representantes de las comunidades del Valle del Huasco,  para que esta se sume a la denuncia que las comunidades presentaron en Tribunales Ambientales permitiendo que la verdad se haga pública.  Esperamos de una vez por todas que este proyecto cierre y reciba las multas que merece”. Concluye Leiva.

Pascua Lama se ubica en la cordillera de Argentina y Chile, en la provincia de San Juan y la de Huasco, respectivamente. El proyecto minero fue suspendido por vía judicial por graves faltas ambientales, hasta que la empresa instale las infraestructuras para no seguir contaminando.

A inicios de noviembre Barrick anunció despidos y la suspensión del proyecto Pascua Lama en Chile y Argentina, al menos temporalmente,

Argentina

Greenpeace Argentina indicó que “el proyecto infringe la Ley de Glaciares, pero cuenta con el respaldo político de la Gobernación de San Juan”.

"Pascua Lama no podría funcionar si se cumpliera con la ley de Glaciares, Barrick está denunciada en ambos lados de la cordillera por dañar el medio ambiente. En San Juan, el proyecto se encuentra en una zona periglaciar amparada por la ley", comunicó desde la oficina argentina, Soledad Sede

0 comentarios:

Publicar un comentario