Balas para Todos

domingo, 3 de junio de 2012

El gran negocio de la minería - Lucía Corpacci Saadi

En Catamarca, el manejo de la actividad dependía de una secretaría y ahora pasó al Ministerio de Producción y Desarrollo. Esa dependencia está a cargo del esposo de la gobernadora
Un tablero conocido. Lucía Corpacci puso a hombres de
su entorno en puestos claves del Gobierno.
La situación de una provincia en la que el Estado se erige en polo y promotor de la economía, colapsada por el número de empleados públicos, llevó a Lucía Corpacci, en su campaña electoral para la gobernación, a centrar el debate en la necesidad de diversificar la economía, poniendo el acento en la explotación de las riquezas naturales, para que esta deje de ser Estado-dependiente.
Es aquí donde cobra un rol central el desarrollo de la megaminería, que tiene a Catamarca como provincia pionera tras el emprendimiento de Bajo La Alumbrera, que se apresta a lanzar otro de mayor magnitud, como Agua Rica, cuyo territorio posee una de las reservas más grandes del mundo de litio, mineral vital para el desarrollo futuro de las telecomunicaciones.

Una de las primeras medidas de la mandataria fue traspasar el manejo de la minería, que antes se encontraba bajo una secretaría de Estado, a dependencias del Ministerio de Producción y Desarrollo.

De esa cartera dependen la Subsecretaría de Industria y Comercio, a cargo de María Julia Acevedo Corpacci, sobrina directa de la gobernadora; la Subsecretaría de Promoción de Inversiones, en manos de Liliana Álvarez, que como antecedente profesional se le reconoce el haber estado al frente de la Delegación de Desarrollo Social de la Nación gestionando pensiones y subsidios. Es probable que haya recalado allí por ser coordinadora en Catamarca del grupo Kolina, que a nivel nacional se referencia en Alicia Kirchner.

De Producción depende la Subsecretaría de Agricultura, en manos de otro histórico del peronismo, Eduardo Toledo, diputado provincial de cuño saadista en la década de 1990.

La gran pregunta. ¿Y quién es el ministro del que dependen estas secretarías?

No es otro que Ángel de Jesús Mercado, que reúne una doble condición: sobrino de Armando “Bombón” Mercado y esposo de la gobernadora.

Corpacci no sólo dejó en manos de su esposo el estratégico ministerio, sino que además puso a Armando “Bombón” Mercado como director de Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (Ymad), empresa cuyo presidente es designado por la Nación, por conducto del ministro Julio De Vido, y que también integra la Universidad Nacional de Tucumán.

Dicha empresa posee casi el 20 por ciento de las acciones de la unión transitoria de empresas que lleva adelante el megaemprendimiento de La Alumbrera, cuya actividad de explotación comenzó en 1997 y se proyecta hasta 2017, y que ha dejado, en materia de regalías, muy buenos dividendos a una provincia que casi en forma exclusiva depende de la coparticipación nacional.

El sector minero es el único sobre el cual aún el modelo que impera en la Argentina desde 2003 no ha modificado ni una coma de las leyes y reglamentos que lo regulan y que datan de la década de 1990. El Ejecutivo nacional no desafió la seguridad jurídica de esta actividad como sí lo ha hecho con los fondos de pensiones, las reservas del Banco Central o con la estatización de empresas como YPF.

Fuente:http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/gran-negocio-mineria

0 comentarios:

Publicar un comentario